7 Trucos para no acabar odiando tus fabulosos rizos

7 Trucos para no acabar odiando tus fabulosos rizos

¡Hola a todas! Volvemos a la carga con un nuevo post, esta vez dirigido para todas aquellas que día a día intentan dominar sus rizos.

Es conocido por todas nosotras la paradoja que tiene el cabello rizado: es la envidia de muchas, pero suele ser un suplicio para quien lo tiene. Normalmente cuidarlo, peinarlo y tratarlo correctamente da más trabajo que un cabello liso. El cabello rizado cuesta mucho más contenerlo y necesita un mínimo de cuidados para que luzca realmente bonito. No os preocupéis, con un poco de paciencia y siguiendo estos consejos, muy pronto podréis lucir unos rizos saludables que os van a dar un aspecto mucho más atractivo.

Antes de empezar, debemos saber porqué el cabello rizado tiende a secarse con más facilidad, además de ser más frágil y quebradizo. El secreto está en que el cabello rizado no está en contacto directo con el cuero cabelludo, a diferencia del liso, por lo tanto no absorbe las propiedades suavizantes que proporcionan el cuero cabelludo.

Los consejos que os queremos dar sirven tanto para el cabello rizado por naturaleza como para las que os habeis hecho la permanente. En este último caso los cuidados se deben llevar de una manera rigurosa, ya que has conseguido la ondulación del cabello a base de un tratamiento químico y es más fácil que se debilite.

Consejos:

  • Un truco básico al que no le damos mucha importancia es desenredar el cabello antes de lavarlo, siempre antes, ya que una vez mojado resulta más frágil y tiende a quebrarse con facilidad.
  • Otro consejo básico y fácil, es fidelizarnos con un champú nutritivo e intentar siempre utilizar el mismo. De esta manera la hidratación será la misma y conseguiremos un aumento de flexibilidad y manejabilidad del cabello ondulado. En este enlace os recomendamos los mejores champús.
  • Aunque nuestro cabello haya ganado resistencia, no recomendamos utilizar el secador ya que encrespa el cabello, es mejor secarlo al aire libre o con una toalla sin frotarlo, tan solo apretando sobre el cabello para secar la humedad. En caso de utilizar el secador porque tienes prisa, intenta que sea con un difusor y a baja temperatura.
  • De la misma manera, la plancha del pelo puede resultar agresiva para tus rizos, en caso de utilizarla puntualmente, aplica antes un protector de calor para el cabello.
  • Una vez tengamos el cabello seco, es recomendable aplicar un gel fijador para cabellos rizados, de esta manera conseguimos una mejor definición de los rizos.
  • El mejor consejo para peinar tu cabello, es utilizar un peine de púas largas para desenredar o incluso directamente con los dedos y olvidarnos totalmente del cepillo, lo único que conseguiremos será dividir los mechones del cabello y no nos conviene.
  • Para acabar, si quieres conseguir un efecto despeinado, la manera más fácil es aplicar un poco de espuma sobre el cabello seco, separar los mechones más gruesos, enroscarlos en forma de anillas y finalmente envolverlos con tiras de papel de aluminio (técnica del papillote). De esta manera sí puedes secar el cabello con un secador. Acto seguido espera a que se enfríe y ya podrás retirar los papillotes. Finalmente no cepilles el pelo, tan solo dale forma utilizando tus dedos.

Hasta aquí nuestros consejos para lucir un cabello rizado fortalecido y manejable que te dará un look muy atractivo. ¡Si conoces más trucos no dudes en compartirlos con nosotras!

 

Comparte:

Artículos relacionados

Dejar un comentario